Croca de ternera gallega con salsa de frutos rojos

Actualizado: ene 22

La croca es un corte tierno y jugoso, muy popular en Galicia, que se extrae de la cadera del animal. Os queremos animar a probarla y por ello os dejamos esta receta de croca de ternera gallega acompañada con salsa de frutos rojos. Es una receta sencilla y deliciosa, pues el sabor ácido e intenso de los frutos rojos le da un toque agridulce a la carne, ¿Os animáis?

INGREDIENTES

  • Croca de ternera gallega

  • Frutos rojos variados

  • Cebolla morada

  • Caldo de pollo

  • Vino tinto

  • Vinagre balsámico

  • Mantequilla

  • Azúcar

  • Sal y pimienta

  • Aceite de oliva

ELABORACIÓN DE LA SALSA


Comenzamos pelando y picando la cebolla en pequeños trozos.

A continuación, calentamos dos cucharaditas de aceite de oliva en una sartén, añadimos la cebolla y la pochamos a fuego lento removiendo de vez en cuando. Podemos taparla para que la cocción sea más uniforme. A nosotros nos gusta dejarla un buen rato hasta que adquiera una textura blandita y un sabor suave.

Mientras se va pochando la cebolla, procedemos a lavar los frutos rojos y a cortar las fresas. Nosotros hemos utilizado fresas, moras, frambuesas y arándanos; pero pueden usarse otros según el gusto de cada uno.

A continuación, colocamos las frutas en un bol pequeño y las trituramos. La idea es que el triturado facilite luego la cocción, pero no debemos pasarnos porque nos interesa que la salsa quede algo grumosa.

Una vez pochada la cebolla, añadimos las frutas, el azúcar, la mantequilla y un chorrito de vinagre y subimos la potencia del fuego.

Alcanzado el punto de ebullición, regamos con el vino tinto y dejamos que reduzca, cociéndola unos minutos a fuego fuerte y sin tapar.

Alcanzado de nuevo el punto de ebullición, procedemos a añadir el caldo de pollo y repetimos el proceso.

Cuando la salsa vuelva a hervir, bajamos la potencia del fuego y la dejamos cociendo a fuego medio hasta que alcance la textura deseada. El tiempo de cocción dependerá del gusto de cada uno; cuanto más tiempo se deje más espesa será la salsa. Una vez reducida, la pasamos a un bol y reservamos.


ELABORACIÓN DE LA CARNE (A nosotros nos encanta la carne muy poco hecha por lo que, si preferís que esté más al punto, recomendamos cortarla en pequeñas tiras antes de cocinarla)


Aquí va el consejo de la receta de hoy: ¡En vez de echar el aceite en la sartén, échalo sobre la carne!

Si lo echas en la sartén puede ocurrir que al poner la carne encima una parte del aceite salga hacia los bordes. Ese aceite, en vez de estar transfiriendo el calor a la carne, podría quemarse y, por lo tanto, estropear su sabor.


Así pues, comenzamos echando el aceite sobre la carne. A continuación, la marcamos a fuego fuerte en una sartén y la sellamos bien. Salpimentamos al gusto. Una vez esté dorada por fuera, la retiramos y la cortamos en finas lonchas, ¡Crujiente por fuera y sangrienta por dentro!

Finalmente, la colocamos en un plato y regamos con la salsa de frutos rojos, pudiendo espolvorearse una pizca de tomillo, ¡Irresistible!




0 vistas

© 2019 SABOR GALLEGO- Desarrollado por Camila Herrero Antón de vez